Visión

De local a global

Colectivo zompopo es un equipo de trabajo transdisciplinar en constante búsqueda de caminos alternativos hacia nuevas formas de habitar en sociedad.

Por primera vez en la historia, la humanidad está adquiriendo consciencia de que tiene que cambiar de rumbo. Cada vez somos más los que, unidos en la diversidad, promovemos multiplicar las acciones locales para asumir el reto global de una convivencia armónica con el planeta y con todos los seres que lo habitan. Está floreciendo una transición pacífica y creativa, desde el colectivo zompopo, nos unimos a este proceso de aprendizaje colectivo hacia algo desconocido y apasionante.

Participación, clave del desarrollo

Promovemos procesos de desarrollo comunitario participativo en el ámbito de la habitabilidad básica y el espacio público, fomentando la solidaridad, la ecología y la perspectiva de género.

Tras más de un año en Nicaragua, trabajando en el ámbito de la cooperación al desarrollo, entendemos que el aporte de un proyecto social no debe basarse en satisfacer unas necesidades preestablecidas, sino en fortalecer las capacidades locales para originar procesos que lleven a la comunidad a definir su propio proyecto de vida.

Concebimos la participación como un fin en sí mismo, como proceso de implicación y acción para potenciar las habilidades comunitarias e individuales. Apostamos por la cooperación activa como motor de transformaciones sociales que aspiren a mejorar la calidad de vida de las personas.

Talleres para soñar, compartir y crear

Tomando como punto de partida los sueños colectivos, buscamos fortalecer las capacidades locales a través de talleres de intercambio y aprendizaje.

Analizando el contexto y los recursos locales disponibles, potenciamos la sensibilización sobre distintas problemáticas contemporáneas para elaborar propuestas de cambio bajo la premisa “piensa global y actúa local”.

Los talleres como espacio de intercambio forman parte de nuestro ADN. La vida es un proceso de constante aprendizaje en el que todos tenemos algo que enseñar y que aprender.

Promovemos la autogestión comunitaria, modelos organizativos horizontales que estimulen procesos “de abajo hacia arriba”, dotando a la comunidad de un mayor grado de control e influencia sobre los recursos propios y los procesos socio-económicos y políticos que le afectan.

Crear y compartir ideas de forma cooperativa supone la posibilidad de aumentar el ritmo de generación y difusión de conocimientos. El énfasis en la cooperación, el trabajo en red y el “código abierto” definen nuestro funcionamiento como colectivo.