Parque del Tamarindo

La voluntad de abrir un espacio compartido en la comunidad de la Prusia, se consolidó con la propuesta de construir el Parque del Tamarindo. Este proyecto permitió involucrar a todos los vecinos en un trabajo común, aprovechando el potencial local para generar mayor cohesión social.

Imaginar un lugar de juego y encuentro infantil era una oportunidad para soñar todos juntos. Los niños tenían un papel esencial: al ser los futuros usuarios del parque, debían ser los protagonistas del proceso. A través de talleres de diseño se trabajó con ellos para modelar y definir el proyecto. A continuación, se involucró a toda la comunidad en talleres de construcción usando materiales reciclados, de bajo coste y disponibles a nivel local.

En el proceso lo más importante fue la participación de las familias. No se trataba simplemente de construir un espacio, sino de generar vínculos sociales a través del trabajo en equipo, mejorar la confianza entre vecinos y contribuir a la apropiación del lugar. Los niños, entusiasmados por su papel activo en el proceso, empezaron a jugar en el parque apenas iniciada la construcción. Esto nos muestra que el proyecto transformó un simple espacio físico en un lugar de encuentro y ocio mucho antes de estar terminado.

* Este proyecto contó con la colaboración de Leticia López, Ola Wochnick, Amanda Valero, Emma Rellán, Ruth Mitchells, Joshua Guiness y Alejo Quijones. Apoyo con documentos gráficos de David Panxa Fabregas, Monika Marchewka, Ola Wochnick y Leticia López.